Sobre Nosotros

Bacanalnica nace en julio 2001 como una revista digital dedicada principalmente al entretenimiento. Su primera evolución fue en el 2002, cuando los foros de discusión crecieron hasta convertirse en la primera y más grande comunidad de nicaragüenses en Internet. Esa comunidad propició la diversidad en el contenido de Bacanalnica, había foros de discusión para todo tipo de temas, incluyendo política, economía, tecnología y arte.

En el 2005 Bacanalnica inicia su propio blog, concentrado en temas relacionados al entretenimiento y la cultura, con un lenguaje muy nicaragüense y humorístico.

A raíz de la rebelión de abril 2018, nos vimos moralmente obligados a comentar sobre la realidad nacional. Después de todo, era nuestra audiencia principal, adolescentes y jóvenes adultos, los que se encontraban en el blanco de la represión del gobierno sandinista. Este fue un parteaguas en la evolución del sitio. Usando las herramientas que ya teníamos (el blog, el humor y una gran audiencia) incursionamos en temáticas de relevancia nacional.

Hoy en día es normal leer en Bacanalnica sobre derechos humanos, democracia, política o economía, siempre con el humor característico que hace más fácil el entendimiento y un análisis innovador e independiente que ha traído nuevas audiencias.

Staff

Manuel Diaz (editor y redactor)

Juan Carlos Ampie (redactor y productor)

Las colaboraciones son bienvenidas en Bacanalnica. De hecho, gran parte de nuestro contenido proviene de sus colaboradores (a menudo anónimos). Pueden enviar sus artículos, memes, ensayos o cualquier idea a [email protected]

Línea Editorial

El contenido de Bacanalnica en su mayor parte, se inscribe en la categoría de opinión (cualquiera sea su formato). Como tal, es de carácter subjetivo y eminentemente personal. Sin embargo, operamos bajo los siguientes principios básicos:

  1. Atribución: al comentar una noticia producida por otro medio o plataforma informativa, mencionaremos al medio o persona que realizó la publicación. Si el material estuviera disponible en línea, se incluirá un enlace a la publicación original, si esta estuviera disponible en línea. La atribución es aplicable a textos, citas, fotografías, audios o videos. Se exceptúan los casos en que la persona o el medio productor del contenido original prefiera el anonimato, y manifieste expresamente esta condición. En el caso de contenidos etiquetados con la licencia Creative Commons, seguiremos las condiciones establecidas por el creador de contenido.
  2. Responsabilidad: la reproducción de información producida por otros no nos exime de ser responsables de nuestra publicación. Para salvaguardar la veracidad de la información factual, recurriremos a los medios establecidos, respetuosos de las reglas básicas del periodismo. Similarmente, en la medida de lo posible, confirmaremos información que terceros o personas naturales publiquen en redes sociales, y que sean citadas en nuestros contenidos.
  3. Respeto a los individuos, especialmente a las víctimas y personas en riesgo: en cualquiera de nuestras variables de contenido, procuraremos mantener un discurso respetuoso de todas las minorías, grupos en riesgo, víctimas de violencia y personas en general. Apuntamos a proteger la dignidad humana, incluso cuando recurrimos al humor para criticar.
  4. Promoción de libertad de expresión: recurrimos al humor para comentar sobre la política y orden social de nuestro país, por lo tanto, no podemos hacer más que abrazar el principio de la libertad de expresión. Operamos en el entendido de que se vale criticar, disentir y refutar cualquier opinión, ley, declaración, propuesta, expresión o situación relativa a personajes públicos y privados, dentro de un marco general de autorregulación, atendiendo al respeto básico a la dignidad humana.
  5. Principios y valores: además de promover la libertad de expresión con el ejercicio del humor, aspiramos a contribuir a una sociedad libre, incluyente, tolerante y progresista. Estamos apegados a la idea de que en Nicaragua hay lugar para que coexistan todos los nicaragüenses, independientemente de su ideología, condición de género, raza, religión o falta de ella.