¡Milagro de la Virgen! Reapareció Daniel Ortega (más o menos)

¡Milagro de la Virgen! Reapareció Daniel Ortega (más o menos)

Mientras Manuel Díaz, OG de Bacanalnica, recordaba cuando conoció los misterios de la Purísima Concepción, la Virgen María nos regaló un milagro. Bueno, CREEMOS que fue la Virgen por la fecha en que tuvo lugar. Considerando quienes son los protagonistas del prodigio, quizás no fue la Virgen, sino todo lo contrario.

Este 7 de Diciembre, en horas de la noche, Masacrín reapareció en la vida pública después de 29 días de inexplicable ausencia. Estamos siendo generosos al decir «vida pública». La familia Ortega Murillo celebró su Purísima privada en un patio de la casa de Jaime Morales Carazo. Ortega caminó quizás una decena de pasos, para sentarse en una silla de plástico en su propia casa, y hacer la mueca de que es devoto de la Purísima.

Los Ortega-Murillo se caracterizan por su ejercicio desinteresado de la fe. Por eso, convirtieron la tradición en un pseudo evento mediático, una oportunidad para dar «prueba de vida» del mandatario. Los medios oficialistas publicaron un video de poco más de 4 minutos con tomas en bruto y varias fotos del evento. Ni siquiera se molestaron en darle forma de nota periodística, o reportaje. Es uno de los ejercicios de propaganda más desganados de la historia.

Sacaron al abuelito a serenarse

Flanqueados por hijos, hijas, consortes y nietos, la pareja de usurpadores presidenciales cantaron y aplaudieron. En la relativa seguridad de su hogar – porque nadie está seguro al lado de la Vieja Arrimada™ – Ortega apareció vistiendo un traje deportivo Adidas. Para qué, ¡las transnacionales imperialistas saben producir ropa de ejercicio cómoda y elegante! Todo dictador socialista lo sabe.

Dice Tin Royers que «Ortega está en la fase ‘traje deportivo’ de las dictaduras geriátricas».

Si quieren hacer cosplay del Comandante, les encontré una chaqueta parecida. Creo que ese modelo solo lo fabrican en tallas de muchachitos. Vale $48 en descuento, así que ya estuvieran gestionando un Bono Solidario para pagarla, sapitos.

Parece que Comandante ya hace talla con sus nietos…

Ustedes le hacen bullying, pero el Comandante es claramente el ganador. Miren que flaco se ve sin los chalecos blindados que se pone debajo de las chaquetas azules que se pone cuando sale de El Carmen.

Una de dos, o anda chaleco blindado, o se disfrazó del muñeco de las Michelin

Miren esta foto del Aniversario de Paso a la Inmortalidad de Carlos Fonseca Amador – ¿será que algún día esta gente va a volver a hablar con normalidad? -. Qué ternura, las manitos de Tiranosaurio Rex. Si es que su mausoleo lo deberían hacer en el Parquesaurio de Nindirí. Con razón el hombre se ve agotado. Ese chaleco debe pesar como 50 libras.

La última aparición de Ortega fuera de su casa fue el 8 de Noviembre del 2021. Un día después de la farsa electoral, Ortega se mostró en la Plaza de la Revolución. Es decir, se desplazó 3 kilómetros, desde su casa/sede del partido hasta la Plaza.

A 8 minutos de distancia en carro…¡el enemigo es el mismo!

Servicio a domicilio

La vida cotidiana de Daniel Ortega se desarrolla en el perímetro de El Carmen. El complejo improvisado acapara varias casas en un viejo barrio de la clase alta en la época de Somoza. El dictador ni siquiera sale ahí para votar. El 7 de noviembre, le instalaron una Junta Receptora de Votos VIP al otro lado de la calle. Antes, iba a votar a una junta cercana, donde también acudían ciudadanos comunes y corrientes. Ya no más.

Entonces…¿votamos por Gasparín?

Ortega no solo se copia el look y las tácticas represivas de Fidel Castro y Hugo Chávez. También emula su inaccesibilidad y secretismo. Reportando como Ortega reaparece en su gritería familiar tras 29 días de ausencia desde su «reelección», los colegas de Confidencial hacen un recuento de su estado casi permanente de ocultamiento.

Según las cuentas de Confidencial, en lo que va del año, Ortega ha pasado en Operación Cusuco 141 días. Ya veremos qué pasa en los 23 días que le quedan al 2021.

¡Eso no puede ser legal!

En realidad, no existe una cantidad de días determinada, que marque ausencia del cargo. Lo más cercano está en el texto del Artículo 149 de la Constitución:

«Son faltas temporales del Presidente de la República:

1.1) Las ausencias temporales del territorio nacional por más de quince días.

2.2) La imposibilidad o incapacidad temporal manifiesta para ejercer el cargo, declarada por la Asamblea Nacional y aprobada por los dos tercios de los diputados.»

Constitución de la República de Nicaragua, Artículo 149. – Faltas del Presidente y el Vice Presidente. Permiso de salida del país.

Para que las perdidas del Comandante sea consideradas abandono de su cargo, se necesita que los dos tercios de los diputados declaren su incapacidad temporal manifiesta. ¿Ven porque Masacrín se puso las pilas, colonizando la la Asamblea Nacional con aprieta-botones rojinegros y zancudos?

daniel ortega gustavo porras
El villancico favorito de Masacrín dice «Porrón-pon-pon, porrón-pon-pon-pon, pero pero…»

Esos dos tercios mágicos también son necesarios para remover definitivamente del poder a un presidente tan enfermo, que sea incapaz de seguir mandando.

«Además de las establecidas en el presente artículo, son faltas definitivas del Presidente y Vicepresidente de la República:

1.a) La muerte;

2. b) la renuncia, cuando sea aceptada por la Asamblea Nacional;

3. c) La incapacidad total permanente declara por la Asamblea Nacional, aprobada por los dos tercios de los diputados.

En caso de falta temporal del Presidente de la República asumirá sus funciones el Vicepresidente.

Constitución de la República de Nicaragua, Artículo 149.

En resumen, ausencias presidenciales cómo las de Ortega serían un problema si Nicaragua viviera con un régimen institucional democrático de verdad, con contrapesos que sirvieran para fiscalizar el ejercicio del poder.

Hasta que no lleguemos a ese estado de gracia…pues, seguiremos contando los días, esperando que una de esas desaparecidas sea la definitiva.

¿Quizás el niño Dios nos hace ese milagro?