Sandinistas históricos denuncian que Daniel Ortega reprime y que en Nicaragua no hay libertad

Sandinistas históricos denuncian que Daniel Ortega reprime y que en Nicaragua no hay libertad

Los sandinistas históricos han hecho dos descubrimientos de gran impacto en estos últimos días. Por un lado, descubrieron que el agua que pasa más de una hora en la refrigeradora baja su temperatura considerablemente (es decir, el agua helada) y por otro, tal vez menos impactante, descubrieron que en Nicaragua no hay libertades.

Ya antes el ex-magistrado Payo Solís, había hecho descubrimientos similares, cuando en abril del 2019 escribió aquella carta donde nos explica lo que todo mundo ya sabía (historia de origen de Capitan Obvio).

Más recientemente, Arturo McFields descubrió que Daniel «El Masacrador de niños» Ortega en realidad era un dictador y lo denunció ante la OEA.

Ahora son los sandinistas históricos los que tipo Colón, se toparon con miles de americanos en América y a lo caretubo ahora dicen que «la descubrieron».

¿Cómo dieron con la verdad los históricos?

Los detalles no son públicos, solo sabemos que desde que la Vieja Arrimada de Daniel Ortega (Rosario Murillo a través de Leopoldo Rivas), prohibió que usaran el nombre «sandinistas históricos», los sin-nombre han estado descubriendo irregularidades en la forma de gobernar de sus compañeros.

Carta de los patrones del FSLN, prohibiendo el uso de «sandinistas históricos»

La carta misma fue tímidamente rechazada por varios sandinistas históricos. La famosa gritona del aeropuerto, Sandra Martines fue una de las primeras en brincar…

Captura de pantalla de Facebook

Acto seguido, la gritona descubrió qué se siente recibir la visita de la Policía Sandinista. Una turbera sandinista denunciando que en Nicaragua ya no se aguanta la represión…

Increíble cómo andas perdido por el Océano Atlántico, de pronto pegas con un gran peñasco y JUAS! descubriste América.

El Chino Enoc no quiere que lo descachimben

El Chino Enoc (Marlon Saenz), vocero no oficial de estos grupos (ahora) sin nombre, tiene años denunciando que el FSLN dejó de ser un partido/grupo armado popular, y se ha convertido en un partido/grupo armado propiedad de una familia oportunista. Don Chino Enoc pasó de pedir efusivamente que le permitan descachimbar a los auto-convocados, a denunciar que los dueños del FSLN ahora lo quieren descachimbar a él.

Lean la entrevista que le concedió a La Prensa el domingo antepasado. Luego, vean el video donde el mismo Chino denuncia que sus compañeros le mandaron un sicario a su casa. El video dura más de 2 horas, traten de adelantar las partes donde don Chino se pasa destaqueando la flema de las fosas nasales.

Daría pesar oír al Chino Enoc insistir con urgencia que su vida corre peligro, si no fuera porque hace unos días confesó lo mucho que él quería «descachimbar».

De todos modos, ayer dio otro salto y ahora dice que no se va a Costa Rica huyendo, que «es jodedera todo eso»…

Pero sostiene que lo del sicario que le hace rumbitos a los Carteles de Honduras, sí es cierto que lo contrataron (el Cartel de Nicaragua) para matarlo.

A estas alturas, el Chino Enoc ya tiene color de influencer de TikTok. Como chilero de fritanga, pica y repica constantemente, tratando de quedar bien con dios y con el diablo.

Culpa de Locuin, si le pasa algo al Chino Enoc

Lo raro es que a pesar de tener las pruebas que lo quieren descachimbar, el Chino Enoc sigue pensando que el sandinismo es noble y bueno.

Es más, en el video donde sale pálido y chirizo del miedo, pidiendo a sus fans que «rieguen este video», llega a afirmar que es más culpable Locuin que Masacrín, de que su vida esté en peligro. Porque en su corazoncito rojinegro, todo lo malo que hace el FSLN es en realidad culpa de la Vieja Arrimada, que manipula a Daniel Ortega.

Es doloroso ver las contorsiones mentales nivel Cirque du Soleil que hace don Chino Enoc, tratando de explicar que el FSLN es y no es una organización terrorista que reprime a los nicaragüenses y le niega sus libertades.

En Nicaragua todos son rehenes de Daniel Ortega

Independientemente de las gallo-gallinadas del Chino Enoc, la verdad es que en Nicaragua ya nadie está a salvo con Daniel Ortega. Y cuando digo nadie, me refiero a NADIE. Ayer secuestraron a nuestros viejos amigos de Monroy y SaXo Producciones. ¿Por qué? ¿Qué hicieron? Nada, fue porque al Comandante le ronca.

Antes de ellos, el preso era aquel tamal que fue diputado sandinista (Gerardo Miranda, famoso por extorsionar inversionistas en Rivas, Camilo DeCastro lo destapó en el 2007). Otro que recién descubrió que en Nicaragua ya no se aguanta la represión.

Nadie está a salvo. Los trabajadores del Estado buscan con el corazón en la garganta cada nueva edición de la Gaceta, para ver quién cayó en desgracia y quién sigue simplemente rehén de la dictadura. Como dijo Arturo McFields en la OEA, son miles y la mayoría de los que saltan del barco lo hacen en silencio cuando pueden.

En resumen, es una buena noticia que los seguidores de Daniel Ortega comiencen a ver sus modos de dictador empedernido. Nos acerca cada vez más a que Nicaragua vuelva a ser libre, y más vale tarde que nunca. Sin embargo, por mucho que la mayoría sean bienvenidos a este lado azul y blanco de la historia, hay unos que por descachimbadores, nunca serán bienvenidos…